Defcon: Everybody dies, un juego en el que nadie gana

Defcon: Everybody dies, un juego en el que nadie gana

Imagen del juego Defcon Otro desarrollador que repite aquí en JuegosIndie. Y pese a que este segundo título de Immersion Software también es de estrategia, es radicalmente diferente a Darwinia, el juego del que ya os he hablado. Defcon es un juego que ha tenido muy buenas críticas por parte de la prensa desde que salió al mercado y la verdad es que están bien fundamentadas. Para los que recordéis con melancolía la película de Juegos de Guerra, seguro que os acordáis del juego de la Guerra Termonuclear Global, aquel que jugaban la computadora y el chico protagonista de la película. Si es así, preparaos para pasar un buen rato.

Imagen del juego DefconDefcon simula a la perfección, y más allá, el juego ficticio que apareció en esta película de 1983 y con el que muchos de nosotros hemos soñado alguna vez. Si alguna vez quisiste causar un holocausto nuclear a nivel mundial -y quién no!- hoy es tu día de suerte. Pese al peculiar y estupendamente escogido estilo visual, quizá el elemento más destacado del juego es la atmósfera realmente tensa en la que nos vemos inmersos desde el principio de la partida. La inquietante música, los dramáticos efectos de sonido, el lento movimiento de los misiles o el hecho de jugar con una cuenta atrás siempre presente que nos recuerda que la catástrofe es inevitable son sólo algunos de los elementos que te harán estar al borde de la silla cada segundo que pases jugando a esta joya.

Imagen del juego Defcon El juego en sí es muy sencillo, una partida está dividida en fases. Empiezas en Defcon 5 y desde ese momento el crono empieza a correr hasta llegar a Defcon 1, el máximo nivel de alarma nacional. En cada fase deberemos hacer algunas cosas. Primero, situar nuestras estaciones de radar, silos de misiles, flotas y aeródromos donde más nos convenga de cara a lanzar una ofensiva y defendernos de los ataques enemigos al final de la partida. Después, las flotas de barcos entran en combate, ya se empieza a ver chicha en el mapa. Finalmente, las bombas nucleares empiezan a caer por doquier. De hecho, no se gana sobreviviendo a tus enemigos sino siendo el último en morir, con lo que lanzar un misil un segundo antes o después, importa. Si aún no estáis convencidos de probar Defcon,  donde la única forma de ganar es no jugar, échadle un vistazo a este video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *